Cómo monitorear su nivel de azúcar en la sangre

Cómo monitorear su nivel de azúcar en la sangre

Si tiene diabetes, es importante controlar su nivel de azúcar en sangre en diferentes momentos del día y durante todo el año. Hay 3 herramientas que pueden ayudarlo a hacer esto y, por lo tanto, a controlar su diabetes: Un análisis de sangre que se realiza cada tres meses, análisis de sangre que se realizan todos los días y un sistema que monitorea constantemente su glucosa en sangre.

La prueba de sangre de 3 meses se llama prueba de A1C. Esta prueba refleja su control de azúcar en sangre (o glucosa en sangre) durante los últimos 2 o 3 meses. La mejor manera de que usted y su médico comprendan cuán bien controlados están sus niveles de azúcar en sangre es realizar una prueba de su nivel de A1C cada 3 meses. Es probable que su médico sea quien ordene una prueba de A1C. No obstante, también puede comprar kits de prueba de A1C de venta libre que puede usar en su hogar. Su objetivo de A1C será determinado por su médico. Sin embargo, el objetivo es, por lo general, inferior al 7% u 8%, dependiendo de su edad.

El análisis de sangre diario se realiza con un monitor de glucosa en sangre (BGM, por sus siglas en inglés). Esto también se llama medidor de azúcar en sangre, glucómetro o medidor de glucosa. Se suele denominar autocontrol de la glucosa en la sangre. Su médico puede recetarle una BGM, especialmente si su nivel de azúcar en sangre fluctúa. Ellos le mostrarán cómo usarlo.

Una BGM mide la cantidad de glucosa en una gota de sangre en ese momento en particular. Esta prueba probada y verdadera se realiza obteniendo una muestra de su sangre, generalmente de su dedo. Este proceso se llama punción digital. La sangre de su dedo se coloca en una tira reactiva y se lee en el monitor. Las punciones en los dedos deben realizarse varias veces al día y, a veces, por la noche, para obtener una visión precisa de sus niveles de glucosa. El uso de un monitor de glucosa en la sangre para realizar pruebas regulares durante el día puede ayudarlo a mejorar el control de sus niveles de azúcar en sangre. Los resultados que obtiene de las punciones digitales muestran si su nivel de glucosa en sangre está dentro del rango establecido por su médico. Puede utilizar estos resultados para realizar los ajustes adecuados en su dieta, actividad, insulina o las dosis de otros medicamentos. En muchos casos, los resultados de las BGM se pueden cargar en una computadora para generar informes.

El tercer tipo de monitoreo es con un sistema de monitoreo continuo de glucosa (CGM, por sus siglas en inglés). Este nuevo producto permite a las personas con diabetes medir su glucosa en sangre durante todo el día. Los CGM implican un pequeño sensor fácil de insertar que se usa durante 14 días. El sensor tiene un adhesivo que lo ayuda a adherirse a su piel. El CGM también incluye un transmisor. Este puede ser un dispositivo separado o puede estar integrado en el sensor. Algunos CGM duran más de 14 días, pero su médico debe colocarlos debajo de la piel.

Un CGM también viene con un receptor o lector. Esto permite que su computadora o teléfono inteligente reciba los datos del transmisor. Los datos proporcionan información detallada y tendencias sobre su glucosa en sangre a lo largo del día. Basado en eso, puede predecir altibajos peligrosos antes de que sucedan. Esto puede ayudarlo a realizar ajustes diarios rápidos para permanecer en su área objetivo. Algunos ajustes incluyen cambios en sus hábitos alimenticios y nivel de ejercicio. Además, estos datos pueden ayudarlo a usted y a su médico a tomar decisiones sobre el manejo de su diabetes. Si lo desea, los datos se pueden compartir con alguien de su confianza.

El camino hacia una salud mejor
¿Qué suministros necesito?
Necesitará un medidor de glucosa, algodones con alcohol, lancetas para dedo estériles (agujas pequeñas) y tiras reactivas estériles. Un CGM viene como un juego completo, que incluye un sensor, un transmisor y un receptor o lector.

¿Cómo selecciono un medidor de glucosa?
Su médico le hará una recomendación. Consulte con su plan de seguro de salud para averiguar si pagarán por su medidor de glucosa. Si es así, puede que su plan solo pague por un determinado medidor.

Compare precios y costos. Considere qué características son importantes para usted. Por ejemplo, algunos medidores están hechos para personas con problemas de visión. Si desea pagar un poco más de dinero, puede obtener un medidor que almacena los resultados en su memoria. Esto le permite comparar resultados de varios días a la vez.

¿Cómo mido mi nivel de azúcar en sangre?
Siga los consejos de su médico y las instrucciones que vienen con el medidor de glucosa. Los diferentes medidores funcionan de manera diferente, así que asegúrese de consultar con su médico para obtener consejos específicos para usted. Con un BGM, normalmente seguirá los pasos a continuación:

Lávese las manos y séquelas bien antes de hacer la prueba.
Use un algodón con alcohol para limpiar el área que va a pinchar. En la mayoría de los medidores de glucosa, se pinchará la punta del dedo. Sin embargo, con algunos medidores, también puede usar el antebrazo, el muslo o la parte carnosa de la mano. Pregúntele a su médico qué área debe usar con su medidor.
Pínchese con una lanceta estéril para obtener una gota de sangre. (Si se pincha la punta del dedo, puede ser más fácil y menos doloroso pincharlo en un lado, no en la yema).
Coloque la gota de sangre en la tira reactiva.
Siga las instrucciones para insertar la tira reactiva en su medidor de glucosa.
El medidor le dará un número para su nivel de azúcar en la sangre.
Si tiene un CGM, seguirá las instrucciones de inserción que vienen con el monitor. Una vez que se calienta, el transmisor envía los datos de forma inalámbrica a su computadora o teléfono inteligente.

¿Qué pasa si no puedo sacar una gota de sangre por una punción en el dedo?
Si desea obtener sangre de la punta de su dedo, intente lavarse las manos con agua caliente para que la sangre fluya. Luego, deje que su mano cuelgue por debajo del nivel de su corazón durante un minuto. Pinche el dedo rápidamente y luego vuelva a colocar la mano debajo del nivel del corazón. También puede intentar apretar lentamente el dedo desde la base hasta la punta.

¿Con qué frecuencia debo realizar una prueba de glucemia?
Su médico de cabecera le recomendará con qué frecuencia debe realizar la prueba. Los tiempos de prueba se basan en el tipo de medicamento que toma y en cuán bien controlados están sus niveles de azúcar en sangre. Es probable que al principio necesite controlar su nivel de azúcar en sangre con mayor frecuencia. A su vez, deberá controlarlo más a menudo cuando se sienta enfermo o estresado, cuando cambie su medicamento o si está embarazada.

¿Qué hago con los resultados?
Necesita realizar un seguimiento de sus resultados. Hay varias formas de hacerlo. Puede anotarlos en un libro de registro. Puede usar una libreta pequeña o pedirle a su médico un libro de registro de pruebas de sangre. Dependiendo del tipo de monitor que tenga, es posible que pueda realizar un seguimiento de los resultados en su computadora o teléfono inteligente. Cualquiera sea el método que utilice, es posible que también desee realizar un seguimiento de lo que ha comido, cuándo tomó medicamentos o insulina y cuán activo ha estado durante el día. Esto lo ayudará a observar cómo estas cosas afectan su nivel de azúcar en sangre. Hable con su médico sobre cuál es un buen rango para su glucemia y qué hacer si esta no está dentro de dicho rango.

¿A qué hora del día debería realizar la prueba?
Las recomendaciones para el mejor momento del día para realizar una prueba de glucemia dependerán de sus medicamentos, horarios de las comidas y control de azúcar en sangre. Su médico puede proporcionarle una tabla que indica cuándo debe controlar su nivel de azúcar en sangre y qué nivel debe alcanzar. Su médico también puede sugerir diferentes objetivos, según su situación.
Controle su nivel de azúcar en sangre en los siguientes casos:
Tiene síntomas de bajo nivel de glucemia (hipoglucemia). Esto incluye mareos, temblores, sudoración, escalofríos y confusión.
Tiene síntomas de niveles altos de azúcar en sangre (hiperglucemia), que incluyen somnolencia, visión borrosa, micción frecuente y sed excesiva.
Tiene un trabajo en el que un control deficiente de la glucemia podría causar problemas de seguridad.
Necesita ayuda para decidir si es seguro conducir o realizar otras tareas que requieren concentración si está tomando insulina o ha tenido hipoglucemia en el pasado.
Debe aprender cómo las comidas, la actividad física y los medicamentos afectan su nivel de glucemia.

¿Cuándo debería controlar mi glucemia con más frecuencia?
Si su medicamento para la diabetes cambia
Si comienza a tomar otros tipos de medicamentos
Si cambia su dieta
Si cambia su rutina de ejercicio o nivel de actividad
Si su nivel de estrés aumenta
Si está enfermo Cuando está enfermo, incluso sin comer, sus niveles de azúcar pueden ser altos, por lo que la prueba es importante.
Siga las recomendaciones de prueba de su médico durante este tiempo. Continúe realizando las pruebas con más frecuencia hasta que haya mantenido sus valores objetivo de glucemia durante al menos 1 semana. O continúe con las pruebas hasta que su médico le indique que ya no es necesario realizar pruebas con tanta frecuencia.

Consejos sobre las pruebas de glucemia
Para BGM, debe:

Prestar atención a las fechas de vencimiento de las tiras reactivas.
Usar una gota de sangre lo suficientemente grande.
Verificar las baterías de su medidor.
Asegúrese de que su medidor esté configurado correctamente.
Mantenga su medidor limpio.
Para BGM y CGM:

Siga las instrucciones para la prueba cuidadosamente.
Anote los resultados y muéstreselos a su médico.
Aspectos a tener en cuenta
Controlar su nivel de azúcar en sangre es fundamental para su salud integral. A menudo, el objetivo es mantener bajos los niveles de azúcar en sangre. Pero si son demasiado bajos, esto también puede ponerlo en peligro.

Hipoglucemia es el nombre de una afección en la que el nivel de azúcar en la sangre es demasiado bajo. Su nivel de azúcar en sangre puede bajar demasiado si hace más ejercicio de lo normal o si no come lo suficiente. También puede bajar demasiado si no come a tiempo o si toma demasiada insulina. Los síntomas de hipoglucemia incluyen:

Cansancio
Bostezos frecuentes
Dificultad para hablar o pensar con claridad
Pérdida de coordinación muscular
Sudoración
Espasmos
Convulsiones
Sensación repentina de desmayo
Palidez
Pérdida de conciencia
¿Cómo puedo lidiar con una reacción a la insulina?
Las personas que padecen diabetes deben llevar consigo al menos 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida en todo momento en caso de hipoglucemia o una reacción a la insulina. Los siguientes son ejemplos de fuentes de energía rápidas que pueden aliviar los síntomas de una reacción a la insulina:

Refresco regular (no dietético): ½ a ¾ taza
Jugo de frutas: ½ taza
Fruta seca: 2 cucharadas de pasas
Leche: 1 taza
Caramelo: 5 caramelos Lifesavers
Tabletas de glucosa: 3 tabletas (5 gramos cada una)
Si no se siente mejor 15 minutos después de haber ingerido un carbohidrato de acción rápida, o si el control muestra que su nivel de glucemia todavía es demasiado bajo, tome otros 15 gramos de un carbohidrato de acción rápida.

Enseñe a sus amigos, compañeros de trabajo y familiares cómo tratar la hipoglucemia, ya que es posible que a veces pueda necesitar su ayuda. Además, tenga a mano un suministro de glucagón. El glucagón viene en un kit con un polvo y un líquido que debe mezclar y luego inyectar. Aumentará su nivel de glucemia. Si está inconsciente o no puede comer ni beber, otra persona puede administrarle una inyección de glucagón. Hable con su médico para saber cuándo y cómo usar el glucagón.

Si usa un CGM, recuerde que recopila datos durante muchos días. Incluso durante el día, los datos que ve son de unos minutos antes. Por eso, no es la mejor opción para mostrarle cuál es su nivel de azúcar en sangre en un momento determinado. A veces, debe usar una punción en el dedo para una lectura precisa y oportuna. Estos casos incluyen cuando está haciendo ejercicio y después de haber tomado insulina para corregir una lectura alta de glucosa. Las puntas de los dedos también pueden ser una buena copia de seguridad para su CGM. Úselos cuando su sensor CGM se esté calentando y cuando el sensor muestre lecturas altas o bajas. Úselos también si tiene síntomas de glucosa en sangre alta o baja o si sospecha que su CGM no está funcionando correctamente.